Dolor de espalda en el embarazo y postparto

El dolor de espalda puede aparecer incluso en los primeros meses de embarazo y acentuarse después del parto cuando la espalda es sometida a un repetido estrés: levantar al niño, inclinarse para cambiarle, bañarle.

Las investigaciones han demostrado que las mujeres embarazadas y postparto que realizan ejercicio de leve a moderada intensidad al menos tres veces por  semana tienen mayor capacidad cardiovascular, mayor bienestar, estreñimiento reducido, menos calambres en las piernas, mejora más rápida del suelo pélvico y vuelven más rápido al peso que tenían antes del embarazo.

Causas del dolor:

  • Durante el primer trimestre. El dolor de espalda depende de la posición del útero. A veces, el útero comprime el recto, provocando dolor en la zona lumbo-sacra. Este tipo de dolor desaparece cuando, conforme el embarazo avanza, el útero vuelve a la posición correcta.
  • Conforme avanza el embarazo. La mujer puede notar molestias en la espalda causados por una postura incorrecta, que tiende a adoptar para “equilibrar” el peso de la barriga.  A partir del quinto mes. En esta fase del embarazo, la placenta produce en abundancia dos hormonas, la progesterona y la relaxina, que influyen en las articulaciones y las relajan. En este caso, las articulaciones están más sensibles ante largos ratos estando de pie o posturas incorrectas.
  • El mayor peso de los senos puede hacer que la mujer tire sus hombros hacia adelante,  la cabeza hacia adelante y una mayor cifosis en la columna dorsal.
  • Los músculos del abdomen están debilitados y estirados lo que puede provocar el aumento de la lordosis lumbar.
  • Si la embarazada está mucho tiempo de pie, sentada o caminando en una postura incorrecta, somete la columna vertebral a esfuerzos prolongados, que a menudo causan dolor.
  • Hay que prestar atención a la forma de caminar y evitar la marcha “en pato” típica en algunas mujeres embarazadas y que a menudo se mantiene en el postparto.

 

Las cuatro claves para evitar o disminuir las molestias lumbares son muy sencillas:

• Fortalece tu musculatura con gimnasia ligera.

• Procura mantener la espalda recta, tanto de pie como sentada.

• Agáchate siempre de cuclillas, flexionando las piernas, nunca la espalda.

• Cuando la barriga sea demasiado grande, procura dormir de lado. Tu espalda te lo “agradecerá”.

 

Para reanudar la actividad física habrá que dejar al menos 40 días tras el parto e ir realizando una actividad física gradual.

¡Nunca se realizará ejercicio abdominal antes de los 40 días!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s