Cultura Vial

La cultura vial, desde una perspectiva antropológica, es la manera como los seres humanos viven, sienten, piensan y actúan en, desde y para el cotidiano de los espacios de movilización y desplazamiento. Contraria a una concepción determinista, desde la perspectiva antropológica es incorrecto afirmar que una población, comunidad o sociedad “carece” de cultura vial. Así:

  • Todas las sociedades y comunidades tienen diferentes maneras de vivir, sentir, pensar y actuar en los espacios de movilización
  • La cultura vial es la expresión de la forma en que las gentes de una sociedad o comunidad se relacionan en las vías
  • La cultura vial de una sociedad o comunidad no es mala ni buena por sí sola, simplemente existe y es. Lo correcto es hablar de culturas viales, teniendo en cuenta que las sociedades y comunidades son diferentes entre sí.

Sin embargo, la cultura vial es susceptible de modelarse y moldearse facilitando la apropiación del territorio, la circulación, los ritmos y los flujos de peatones y vehículos que protejan la salud y la vida junto con la creación de entornos aptos para el tránsito que minimicen los riesgos y permitan el disfrute de la movilidad.

La seguridad vial, por su parte, se refiere a la gestión que podemos hacer de los riesgos en las vías, a la manera como manejamos esos riesgos para prevenir los accidentes o para minimizar sus impactos en las vidas humanas.

Uno de los factores que inciden en la accidentalidad es el comportamiento de las personas que se desplazan, están o habitan los espacios de movilidad ya sea como peatones, conductores, ciclistas, motociclistas o residentes de un sector o zona.

La manera como nos comportamos en la vía genera mayores o menores riesgos en la interacción con los demás (con todos los actores de las vías o de los espacios de movilidad), y estos riesgos se maximizan o se minimizan con la forma en que nos movemos o comportamos.

Es más riesgoso para la salud y la vida pasarse un semáforo en rojo (ya sea peatonal o vehicular), que hacerlo en verde. Es más riesgoso para la salud y la vida conducir un vehículo embriagado o caminar borracho por la calle que hacer estas dos cosas sobrio.

Sin embargo, la cultura vial no la hace una sola persona, debe ser comunitaria para que los comportamentos sean culturales, lo que los hace observables, verificables, accesibles y, por supuesto, moldeables

Es por esto que compartimos este video de la cultura vial en Japón, es increíble como no pasan de largo un gracias cuando les ceden el paso, ojalá aprendiéramos un poco de ellos. Somos demasiados conviviendo en esta ciudad, tanto automóviles, peatones, ciclistas, corredores para que no lo hagamos con armonía.

Léase más: http://culturasviales.wordpress.com/2012/04/23/el-aporte-de-la-cultura-vial-a-la-seguridad-vial/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s