¿Cómo elegir la almohada correcta para dormir?

Si vas a cualquier consultorio quiropráctico, y encontrarás un despliegue de almohadas que afirman ayudar a aliviar el dolor de cuello y hombros, fomentar una buena noche de sueño, e incluso ayudar a abrir las vías respiratorias para dejar de roncar. Desafortunadamente, no existe almohada milagrosa que funcione para todos. La almohada que mejor funcione para ti dependerá de cómo te orientes para dormir, y de tu gusto personal.

Por eso te decimos tres claves que debes tomar en cuenta para elegir la tuya:

  • La composición. Hay que tener en cuenta las propiedades de los materiales de relleno para ver si su transpiración es buena o mala.
  • La postura adoptada a la hora de dormir. Una almohada debe asegurar que las vértebras cervicales y las dorsales formen el mismo ángulo que cuando se esta de pie. Dormir sin almohada puede provocar aparición de contracturas cervicales. Las personas que duermen boca arriba deberán elegir almohadas relativamente finas, de manera que la columna cervical se mantenga en el mismo ángulo con la columna dorsal que cuando están de pie. Dormir boca abajo, por otra parte, no es nada recomendable, ya que la cabeza tiene que mantener el cuello girado hacia un lado para permitir el acceso del aire a las vías respiratorias. Las almohadas gruesas y compactas son las más indicadas para aquéllos que duermen de lado, apoyados sobre cualquiera de los dos hombros; así el cuello se mantendrá posicionado en línea con la columna, evitando posturas forzadas o rotaciones.
  • El material debes tener presente que el relleno determina la suavidad o la firmeza, y hasta el potencial de provocar alergias

Espuma de goma: A mayor densidad, mayor durabilidad, estabilidad del relleno y mejor soporte a tu cabeza.

Poliéster: son económicas y cómodas pero si las lavas, tiende a estropearse el relleno.

Espuma “con memoria”: Reducen los puntos de presión al amoldarse y ajustarse a la forma de tu cuerpo cuando te mueves durante la noche, por lo que dan buen soporte a tu cuello.

Látex o gel: Es el tipo de relleno más firme, y es resistente al moho y a los ácaros. Como se adapta bien al contorno del cuerpo, brinda un buen soporte al cuello y a la espalda.

Lana-algodón: Este tipo de relleno produce muy pocas alergias y es resistente  al moho y los ácaros. Su densidad suele ser dura.

Plumas: Es uno de los rellenos más cómodos debido a que proporciona un buen equilibrio entre la firmeza y la suavidad y se adapta bien al contorno del cuerpo, sin embargo a ciertas personas puede causar alergia.

 

Leer más:

http://www.ehowenespanol.com/almohadas-recomendadas-quiropracticos-lista_116791/

http://bienestar.salud180.com/salud-dia-dia/3-claves-para-elegir-la-mejor-almohada#imagen-3

http://www.revistabuenasalud.com/almohadas-y-colchones-como-elegirlos-para-el-mejor-descanso/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s