Caminar, elige el zapato adecuado.

Caminar es una de las mejores actividades que puedes realizar, independientemente de tu forma física. A personas con obesidad o problemas de articulaciones, esta actividad les viene muy bien porque no sobrecargan sus huesos ni producen dolores musculares (si se camina con moderación), mientras que para personas más entrenadas, una larga caminata a buen ritmo es un buen ejercicio para fortalecer los músculos de las piernas y la dureza de los pies.

caminar

Caminar es bueno para sus huesos. Las mujeres posmenopáusicas deben caminar como mínimo 1 milla o 1 1/2 Km. De esta forma se logra una mayor densidad ósea

Pero a veces te puedes encontrar con algunas molestias, especialmente cuando las zapatillas que utilizas no son las apropiadas. Por eso, aquí veremos algunos consejos para elegir el mejor calzado para caminar sin dolor.

Cómo elegir el calzado para caminar

Si estás empezando a caminar a ritmo suave y durante pocos minutos (menos de tres cuartos de hora) es probable que unas sencillas zapatillas deportivas te basten. Los problemas vienen cuando se aumenta la intensidad o la duración (paseos de más de 2 horas, por ejemplo), y puede surgir el dolor: entonces, será el momento de ir a la tienda a elegir el calzado adecuado.

Caminar mejora la resistencia cardiorrespiratoria. El aumento de resistencia pulmonar conducirá a pulmones más sanos y fuertes, capaces de resistir mejor cualquier infección viral o bacteriana.

Requisitos de un buen calzado para caminar

El calzado deportivo para caminar debe cumplir algunas características para evitar el dolor en los pies:

  • La suela debe ser suficientemente gruesa para no desgastarse con el paso de los kilómetros, ni causar dolor cuando caminamos por superficies irregulares (piedras, tierra suelta, etc.).
  • El calzado debe ser de la talla adecuada. Es aconsejable que compruebes tu talla y una superior e inferior cuando vayas a comprarlo, para comparar la comodidad. Se recomienda probarlos después de caminar unos 20 o 30 minutos.
  • El dedo gordo no debe tocar el zapato, y los demás dedos deben tener cierta movilidad.
  • Las costuras de la zapatilla deben ser de algúnmaterial flexible y suave, no rígido (se evita el dolor en las rozaduras).
  • Priman los materiales que puedan transpirar. Recuerda que tus pies sudan mucho al caminar, y si no quieres sentir molestias y dolor, a la larga necesitas zapatillas transpirables, como el cuero.
  • Los cordones deben ser suficientemente largos. Lo mínimo para que puedas dar dos vueltas y atártelos firmemente. No te preocupes si se pasan de largo, ya que los podrás cortar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s