Power walking: Caminar el nuevo deporte.

Correr está de moda: esto es una verdad indiscutible. Día tras día vemos los parques y las calles llenas de runners haciendo series, carrera continua, cambios de ritmo, fartlek… Pero, ¿qué pasa con la gente a la que no le gusta correr? ¿O la que no puede correr?

Caminar movilizando los brazos, activando el abdomen y elevando ligeramente la punta del pie

Por norma general, una sesión de entrenamiento de Power Walking suele durar entre 45 y 60 minutos durante los cuales no dejaremos de caminar. Al igual que en otros deportes como la carrera o el spinning, podemos diseñar distintos tipos de sesiones con velocidad progresiva y cambios de ritmo.

La postura, la pisada o la activación del abdomen son conceptos importantes que debemos tener en cuenta a la hora de echar a andar.

Cinco errores fácil de caer:

  • Si ha pensado dar sus primeros pasos de ‘power walking’, le vendrá muy bien conocer estos cinco errores en los que, según Soraya Casla, entrenadora personal en Running Company Madrid, es fácil caer. También son muy sencillos de resolver.
  • Descolocar la cadera. Si siente presión en las lumbares, corrija.
  • Desactivar el abdomen. Es imprescindible sentir que ese es el centro del cuerpo, sin dejarlo atrás, siempre manteniendo la cadera sobre el apoyo del pie, ni delante ni detrás.
  • Cruzar los brazos por delante del cuerpo. Hay que mantenerlos siempre en la dirección de nuestra caminata.
  • Apretar las manos y realizar movimientos demasiado amplios con los brazos: el braceo no debe llegar hasta la altura del hombro.
  • Forzar la elevación de la punta del pie. Los tibiales son músculos poco entrenados. Hay que escucharlos: si se fatigan, debemos relajarlos y estirarlos un poco para evitar lesiones.

Beneficios de Power Walking

Al caminar es muy fácil mantenernos en nuestra zona de quema de grasa, que se encontraría entre el 65 y el 75% de nuestra frecuencia cardíaca máxima: cuando corremos, las pulsaciones se nos suelen ir bastante de las manos, trabajando más en la zona anaeróbica. Si además incluimos cambios de ritmo, como en la sesión que hemos preparado, realizaremos un entrenamiento completo que nos reportará beneficios para nuestro sistema respiratorio y cardiovascular.

Además, por supuesto, tonificaremos sobre todo la musculatura del tren inferior y nuestro core o zona central. Gemelos, glúteos y abdomen llevan la mayor parte del trabajo en este entrenamiento.

powerwalk_1692605c

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s