Dolor de espalda en el embarazo

La distensión del útero en crecimiento desplaza el centro de gravedad del cuerpo y estira y debilita los músculos abdominales, lo que hará que tu postura cambie y tu espalda se vea sometida a mayor presión que antes del embarazo. Es probable también que el útero comprima el nervio ciático y eso cause molestias adicionales.

001

El dolor de espalda es común en el embarazo. El peso y el volumen de la barriga favorecen la aparición de molestias. Una vida sedentaria y las malas posturas son las peores enemigas.

El peso extra que tiene que asumir tu cuerpo significa más trabajo para tus músculos y mayor estrés para tus articulaciones, y esto explica por qué puede ser que sientas que el dolor de espalda empeora al final del día.

Los cambios hormonales del embarazo distienden las articulaciones y los ligamentos que conectan los huesos de la pelvis con la columna vertebral. Esto puede provocar que te sientas menos estable y tengas dolor al caminar, al estar de pie o sentada por periodos de tiempo prolongados

Alrededor de un 75 % de mujeres embarazadas sufren de dolor de espalda.

¿Cómo es el dolor de espalda  que puede presentarse en el embarazo?

  • Lumbar: que ocurre en la región baja de la columna,  en la parte inferior de la espalda.  Este dolor también puede irradiar a las piernas.   Permanecer sentada o de pie durante periodos de tiempo prolongados y levantar objetos hacen por lo general que el dolor empeore, y éste tiende a ser más intenso al final del día.

dolor-lumbar-en-el-embarazo

  • Dolor pélvico posterior: se siente en la parte de atrás de la pelvis. Se puede sentir muy adentro de la cadera, en uno o ambos lados, pero también puede sentirse en la parte trasera de los muslos. Es posible que se desencadene a raíz de ciertas actividades tales como caminar, subir escaleras.

anteversion-retroversion-pelvis

Consejos y remedios

  • Haz ejercicio y deporte durante el embarazo. A partir del cuarto mes de embarazo, los cursos de gimnasia ligera fortalecen la musculatura y contribuyen a aliviar el dolor de espalda en el embarazo. Una musculatura fuerte soportará mejor el peso de la barriga y del bebé.
  • Mantén la espalda recta. Cuando estés de pie, la espalda debe estar erguida y no arqueada, el cuello estirado y los hombros bajos, hacia detrás y sacando el pecho fuera. De vez en cuando, debes contraer los glúteos y los abdominales, manteniendo la espalda recta.

Un truco: cruzando los brazos por detrás de la espalda, adoptarás automáticamente una posición ideal.

  • Cuida tu postura, incluso sentada: Cuando estés sentada, mantén la columna vertebral recta y completamente apoyada en el respaldo. La planta de los pies debe apoyarse totalmente en el suelo, para evitar que las piernas curven la espalda. Si lo prefieres, puedes utilizar un taburete bajo para apoyar los pies.
  • Agáchate de cuclillas: Durante el embarazo, evita movimientos bruscos cuando te levantes y te agaches. Si tienes que recoger alguna cosa del suelo, flexiona ligeramente las piernas y mantén erguida la espalda todo lo que puedas.
  • Dormir con la barriga: La postura más cómoda para dormir con la barriga es de costado. De este modo, el peso no cae sobre la columna vertebral y la circulación se ve favorecida, asegurando así un óptimo flujo de sangre tanto para la mamá como para el bebé.

ejercicios-para-el-dolor-lumbar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s