Consejos para proteger las articulaciones del frío.

Cuando hace frío nuestros músculos se contraen haciendo que las articulaciones se tensen y dotándolas de mayor rigidez. Este fenómeno que parece muy simple es el culpable de numerosas lesiones y molestias que con la llegada del otoño y el invierno se agudizan impidiendo que nos movamos con total normalidad.

Para evitar esto es importante que tengamos en cuenta los efectos que las bajas temperaturas tienen sobre nuestro organismo. Los músculos no se encuentran igual cuando hace calor o frío, y es que es importante que adquiramos una serie de buenos hábitos para evitar lesionarnos. Es primordial que protejamos nuestras articulaciones siguiendo una serie de consejos.

Como siempre la alimentación es muy importante a la hora de prevenir lesiones. Por este motivo tenemos que evitar dentro de lo posible las retenciones de líquidos producidas por dolencias como la artritis, el reuma, el exceso de ácido único. Para ello tenemos que evitar consumir alimentos ricos en purinas, e ingerir productos que faciliten la eliminación de líquidos y toxinas como por ejemplo la cola de caballo, o cualquier tipo de té.

La gelatina es un alimento aliado de las articulaciones, y es que su alto contenido en glicina y prolina, dos aminoácidos que intervienen activamente en la construcción de las estructuras conjuntivas del cuerpo humano que forman las articulaciones, como son los tendones. La gelatina contiene altas dosis de colágeno, uno de los principales componentes de los tendones. Este aporte hará que tengamos unas articulaciones más fuertes y resistentes.

Pero no solamente la alimentación es importante, sino que mantener unas articulaciones activas es primordial. Para ello no descuidaremos la práctica deportiva, y es que el movimiento articular generado por el ejercicio ayuda a fortalecer los músculos y mejora la circulación en esas zonas. De esta manera aumenta el aporte nutricional mediante el cual se ven fortalecidos.

También es importante aislar correctamente las articulaciones del frío, más incluso si practicamos deporte en la calle, y es que habitualmente tendemos a descuidar el mantenimiento del calor corporal. Para ello es importante el uso de calentadores y prendas de compresión realizadas en neopreno u otro tipo de material, que además de mantener la articulación sujeta y evitar malos movimientos, ayuda a conservar una temperatura homogénea a lo largo de todo el entrenamiento.

Estas medidas nos ayudarán a mantener unas articulaciones en plena forma y capaces de afrontar sesiones intensas de entrenamiento, y es que es importante que reparemos en la fragilidad de éstas, y sobre todo cuando bajan las temperaturas, ya que la presión que soportan es alta.

FRIO-Y-DOLOR-DE-HUESOS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s