Nuestra sufrida columna vertebral

El primero en hablar del costo que pagamos los humanos por evolucionar a homínidos bípedos fue el antropólogo Wilton M. Krogman, en su artículo Scars of Evolution, publicado en 1951. Este investigador realizó una lista de dolencias que los humanos sufrimos, de los pies a la cabeza, por caminar de pie. Los planteamientos de Krogman han motivado a otros investigadores a buscar esas dolorosas cicatrices evolutivas.

Wilton M. Krogman

Wilton M. Krogman

De acuerdo con estos expertos, los homínidos que caminaban a cuatro patas (nuestros ancestros más lejanos) tenían una espina dorsal que se alineaba en forma paralela al suelo; por lo que su estructura anatómica tenía un soporte muy fuerte.

Los primeros homínidos abandonaron los árboles y comenzaron a caminar erguidos y sobre sus dos pies hace al menos 3.6 millones de años, confirmó un estudio difundido por la revista PLoS ONE.

Esto para adaptarse a sus nuevas condiciones de supervivencia. A la par, desarrollaron un cerebro grande y pesado, por lo que la columna tuvo que encorvarse un poco para soportar y equilibrar el peso de la cabeza y mantenerse erguidos.

367379

Homínidos

“Se cambió el centro de gravedad. A cuatro patas, dicho centro es perpendicular a la columna. Pero cuando esta pasa a una posición vertical, el peso recae en la cadera y la columna debe curvarse. No solo es una curva, sino varias, y ese es el origen del problema, porque la columna no puede controlar sola tanto peso”, explica el antropólogo Bruce Latimer, de la Universidad Case Western Reserve, en Cleveland, Ohio.

Los seres humanos somos la única especie que padece de escoliosis. Y eso se debe a caminar en posición erguida

La posición vertical de la espina dorsal trajo consigo dolores de espalda, hernias y fracturas de disco.

Cuando nacemos, nuestra columna tiene forma de arco, pero cuando empezamos a sostener la cabeza (a los cuatro meses de edad, como promedio) se forma la curva del cuello. Al comenzar a caminar se forma una curva hacia delante en las partes inferior y superior de la columna. El centro de gravedad se encuentra, en línea transversal, a la mitad de las articulaciones de la cadera, donde el peso del tronco es soportado por la pelvis y se distribuye en las dos piernas.

Sentado_vs_colgado

Caminar erguidos es todo un logro evolutivo. Al andar, la columna gira de manera constante, para evitar que nos caigamos a causa del balanceo que provoca tener un pie en vuelo mientras el otro sostiene todo el peso. Sin embargo, después de millones de giros, los discos entre las vértebras empiezan a desgastarse y romperse, lo que provoca hernias y fracturas espontáneas que surgen con la edad.

cropped-cabecera-blog11.jpg

http://www.quo.es/ciencia/dolores-de-espalda-evolucion-humana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s