Sesión para niños de 4 a 6 meses

La estimulación es algo que de manera instintiva realiza la madre con su hijo; el bebé descubre e interactúa con el mundo a partir del contacto con ella, con los objetos y con su entorno. Aunque es un proceso natural, no siempre se desarrolla de manera óptima. Debemos recalcar que cada niño lleva su ritmo de aprendizaje y debemos respetarlo, pero podemos ayudarle a desarrollar ciertas habilidades y es la importancia de hacer estos ejercicios junto con ellos.

estimularbebe-p

 

 

Exploración y conocimiento del medio

  • Acuesta al bebé boca abajo y muéstrale objetos para captar su atención; muévelos de izquierda a derecha y de arriba hacia bajo, para que él los siga y mueva su cabeza.

  • Cuando el bebé esté boca arriba, ayúdale a voltearse boca abajo empujando un poco su cadera.
  • Cuando el bebé esté boca abajo, muéstrale un objeto y aléjaselo un poco para que trate de empujarse para alcanzarlo.
  • Cuando no estés junto al bebé y tengas que acercarte, hazlo extendiendo tu mano con un juguete u objeto para que también estire su mano y trate de recibirlo.

 

 

Guía de estimulación y psicomotricidad en la educación inicial

  • Dale objetos o juguetes para que los tome y los tire, después muéstrale el lugar donde han quedado los objetos.
  • Flexiona las piernas del bebé, después suéltaselas y estíraselas completamente.
  • Pon objetos en su cuna a la altura de sus pies para que pueda patearlos y moverlos.
  • Coloca al bebé boca abajo y dale soporte en las plantas de sus pies para que se empuje hacia adelante.
  • Cuando esté boca abajo, sujétalo de las piernas para que empiece a fortalecer sus brazos.
  • Cuando el bebé esté boca arriba, dale un aro para que se tome de él. Levanta el aro poco a poco para que se vaya levantando; inicia mientras esté acostado para que primero despegue un hombro, después el brazo y, finalmente, el antebrazo.
  • Sienta al bebé, con apoyo (por ejemplo, sobre almohadas), dentro de un huacal (caja de madera) cubierto por una manta.
  • Sienta al bebé apoyándolo sobre almohadas o mantas enrolladas. Cuando esté sentado,balancéalo de un lado hacia otro y de atrás hacia adelante, para favorecer su equilibrio.
  • Toma al bebé por la espalda y el pecho, y álzalo a la altura de tu mirada para que extienda sus brazos y piernas.
  • Déjalo participar en su alimentación permitiéndole que tome de su plato pequeños trozos de comida y se los lleve a la boca; también dale la cuchara para que vaya aprendiendo a tomarla.
  • Realiza juegos en los cuales tenga que mover sus manos. Ayúdale a sentir sus dedos: dale un suave masaje a cada uno.

 

 

Lenguaje y comunicación

  • Háblale al bebé en distintos tonos de voz, según la situación, para que conozca diferentes estados de ánimo: serio, alegre, cariñoso, etcétera.
  • Cántenle en diferentes ritmos y con distintas voces, para que los demás miembros de la familia también participen.
  • Permite que tome y explore los objetos que tiene cerca.
  • Esconde algunos objetos bajo una manta y después indícale dónde están; por ejemplo,muéstrale una pelota, después escóndela y pregunta: “¿dónde está la pelota?” Sácala y responde: “¡aquí está!” Una variante de esta actividad puede ser ocultar al bebé, a la mamá o a otro miembro de la familia.
  • Permite que el bebé huela los alimentos que va a comer. Además de éstos, ayúdalo a des- cubrir aromas de flores, hojas, frutas y otros elementos de la naturaleza.
  • Cuando el bebé esté boca abajo, toca una sonaja para que la busque, cambiando el lugar desde el cual la haces sonar.
  • Acuesta al bebé en mantas con diferentes texturas y déjalo que juegue libremente con ellas.
  • Hazle caricias con diferentes texturas: plumas, esponjas, toallas.
  • Motívalo a que deje caer algunos objetos, al tiempo que en voz alta le dices: “se cayó la pelota, se cayó la sonaja”, según corresponda, para que descubra el efecto de soltar las cosas.

 

Personal y social

  • Háblale de higiene explicándole que lo vas a bañar para que esté limpio o que debe lavarse las manos antes de comer; esto le ayudará a crear hábitos.
  • Lleva al bebé a diferentes lugares para que conozca cosas nuevas; descríbele qué es lo que ve.
  • Pon al bebé frente al espejo y ayúdale a señalar a su mamá y a él mismo, diciendo: “aquí estás tú” (también di su nombre).

Guía de estimulación y psicomotricidad en la educación inicial

  • Marca límites con el uso de la palabra no y moviendo la cabeza en señal de negación para que aprenda su significado. Por ejemplo: “no, esto no se hace”.
  • Provoca su risa haciendo gestos, cosquillas, juegos y cantando canciones.
  • Repite su nombre rítmicamente.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s