Curar los talones agrietados

Los talones agrietados son un signo claro de falta de cuidado de los pies, deshidratación y, en ocasiones, de algunas cuestiones de salud. Este problema se caracteriza por afectar, sobre todo, la capa externa de la piel, aunque a veces puede penetrar profundamente a nivel de la dermis y generar un intenso dolor. Suele ocurrir cuando la piel que rodea los talones se reseca, no se hidrata adecuadamente y recibe la presión del cuerpo sobre ella. En casos menores, este problema también puede indicar deficiencia de zinc y de ácidos grasos omega-3.

La falta de humedad, estar de pie durante largas horas, el uso de jabones fuertes, la deshidratación, la exposición continua al agua, el sobrepeso y usar un mal tipo de calzado son algunas de las causas más comunes por la que los pies, en especial los talones se agrietan. Algunos de los signos y síntomas de pies agrietados son manchas rojas y escamosas, descamación de la piel, picazón, etc.

  • Aceite de oliva La forma más sencilla de curar los talones agrietados es aplicar un poco de aceite de oliva extra virgen con la ayuda de un algodón y masajear suavemente en un movimiento circular durante cinco a diez minutos, luego ponte un par de calcetines de algodón. ç
  • Agua Tibia: Todas las noches antes de acostarte, pon tus pies en agua tibia y añade a esta unas gotas de jabón líquido (puedes usar unas gotas de tu shampoo también). Sumerge los pies en el agua por unos 20 minutos para aflojar las células muertas. Luego frota suavemente con una piedra pómez. Enjuaga tus pies, sécalos, ponles una crema hidratante y cúbrelos con calcetines de algodón. Haz esto diariamente.
  • Aceites saludables: Muchas veces, la falta de hidratación y la resequedad en la piel de los talones es la causa principal del agrietamiento. El uso de aceites vegetales esenciales es un gran remedio para hidratar y tratar este problema.¿Qué debes hacer?
    • Utiliza una buena cantidad de aceite de coco o aceite de oliva para hidratar profundamente la piel reseca de tus talones.
    • Una vez lo apliques, colócate un calcetín de algodón toda la noche para que el aceite actúe mientras duermes.
    • Lavar por la mañana y repetir el tratamiento todos los días.
  • Aceite de coco
    Varios entusiastas del aceite de coco lo llaman “un milagro para la piel”. El aceite de coco no sólo ayuda a la piel a retener el agua, sino que también elimina las células muertas. Además de eso, el aceite de coco puede ayudar a fortalecer los tejidos debajo de la epidermis. Te puedes masajear los pies con aceite de coco todas las noches y ponerte calcetines después para dejarlo actuar toda la noche.

pies-agrietados-500x334.jpg

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s