Enfermedades que pegan más fuerte a las mujeres

1. Migraña

Es más frecuente en el sexo femenino con una proporción de 3 a 1 a causa de factores hormonales (oscilaciones en los niveles de estrógenos).
Aunque aumenta durante los días previos a la menstruación, la buena noticia es que disminuye tras la menopausia.

¿Cómo prevenirla? No tomes anticonceptivos hormonales, bebe mucha agua y evita los productos más desencadenantes de la migraña (vino, quesos muy curados, cafeína, chicles, precocinados).

2. Tabaquismo

El 9% de las mujeres fuman, y son más ellas las que se inician en el tabaco que ellos. Además de las consecuencias generales para todos (enfermedades cardiovasculares y pulmonares), la repercusión del tabaquismo puede ser más perjudicial en la mujer: fertilidad, embarazo y lactancia, además de estar relacionado con algunos cánceres específicos de la mujer.

¿Cómo prevenirlo? Apaga el cigarrillo. Dejar de fumar es tan fácil como no fumar más pues, a pesar de los momentos de ansiedad que pueden aparecer, pesan más los beneficios que se obtienen a corto plazo, tanto en salud (corazón, pulmones…) como en el plano estético (piel, pelo, boca…).

3. Anemia

El grupo de población que cuenta con el máximo número de personas afectadas es el de las mujeres no embarazadas. La mala alimentación propia del ritmo de vida actual junto a la menstruación, hacen que sea más propensa a sufrir este descenso del número de glóbulos rojos en la sangre. Palidez de la piel, uñas quebradizas, caída de cabello, irritabilidad, cansancio o dolores de cabeza son los síntomas más comunes.

¿Cómo prevenirla? Además de llevar una buena alimentación rica en ácido fólico y hierro (vegetales de hoja, huevos, leche, carnes rojas, hígado, pescado, legumbres), no te olvides de la vitamina C, presente en los cítricos, que te ayudará a la absorción del hierro. Evita, en la medida de lo posible, antiácidos, té negro y café.

4. Hemorroides

Afectan por igual a ambos géneros, pero en mujeres son muy comunes durante el embarazo y después del parto, pues resultan del aumento de presión abdominal producida por el feto, especialmente durante los primeros meses de gestación.

¿Cómo prevenirlas? La forma más eficaz de evitar las hemorroides es conseguir un hábito intestinal normal y regular, evitando tanto el estreñimiento como la diarrea. Para ello se aconseja realizar una dieta rica en fibra, evitar el abuso de picantes y alcohol, y beber abundante cantidad de líquidos diarios. Las hemorroides relacionadas con el embarazo y parto, afortunadamente, suelen tener un carácter temporal.

img_cuales_son_las_enfermedades_mas_frecuentes_en_las_mujeres_34829_orig

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s