21 días para crear un hábito

Decidiste que tienes un nuevo reto por cumplir y obviamente lo quieres lograr, y también puede haber algún mal hábito que quieras eliminar, para lograr ambos casos, 21 días son suficientes y ahora te explicamos por qué.

Cuando deseas crear un hábito nuevo, y más aún si deseas cambiar un mal hábito, como hacer ejercicio o alimentarte correctamente, se requiere un poco de disciplina y compromiso, pero no casi tanto como hacer un cambio permanente. Toda privación que se percibe es sólo temporal, por lo que es necesario fijarse metas a corto plazo.

 Un mal hábito no se puede eliminar, se puede sustituir por un buen hábito, por ejemplo, si quieres dejar de comer comida chatarra, no piensas en que dejarás de hacerlo, sencillamente comienzas a pensar en que quieres snacks saludables; adquiriendo un buen hábito desechas el “malo”.

Por ello ahora sólo nos referiremos a nuevos hábitos, y sea cual sea, sólo tienes que realizarlo durante 21 días continuos en el mismo horario, eso le dará mayor formalidad al compromiso que estás haciendo contigo mismo.

Sin embargo, debido a que los hábitos de alimentación o ejercicio se relacionan principalmente con las características sociales, económicas y culturales de una población e incluso de la familia, reprogramar toda una vida con o sin ciertos hábitos pudiera tomar un poco más de tiempo.

De acuerdo con investigadores del University College de Londres, crear un hábito, como hacer ejercicio o alimentarse de manera más saludable, puede tomar alrededor de 66 días, periodo que permite fijarlo y mantenerlo por muchos años.

Repites algo y te acostumbras a ello, donde reside el esfuerzo es en aguantar los 21 días de corrido. En este caso la determinación y voluntad de tu parte son los que cuentan mayormente, ya el tiempo hará lo suyo, haciendo que tu cuerpo y mente se acostumbren al nuevo reto, ya sea levantarte a hacer ejercicio por las mañanas, aprender a ser puntual, leer más, comer mejor, ser más tolerante o sencillamente caminar derecho, el grado de complejidad tú lo decides y tú lo resistes (es el plan).

En 21 días tu actividad neuronal se modificará creando nuevos patrones de conducta automática, como tu piloto automático en la dirección que tú marques, ¿sencillo no?.

21 días para cambiar un hábito

21 días para cambiar un hábito

Read more

Aspectos emocionales en el hombre con cáncer

Como en toda enfermedad oncológica, es importante revisar todos aquellos factores que rodean al individuo y afectan su calidad de vida con el objetivo de no perderlos de vista para brindar una mejor atención. En este espacio hablaremos particularmente de Cáncer Testicular, ya que en este mes es de especial importancia el cáncer en el hombre.

Un 50% de los médicos y un 30% de las enfermeras carecen de la formación psicológica necesaria para tratar a las pacientes con cáncer de mama avanzado, e instan a promoverla. Esta es una de las principales conclusiones de una encuesta europea llevada a cabo por Novartis Oncology, y que pone de relieve, una vez más, el papel fundamental que juega la Psicología en el tratamiento de los pacientes con cáncer.

Sabemos que por sí mismo el cáncer y su tratamiento pueden dar origen a distintas enfermedades psiquiátricas (depresión, ansiedad, uso de sustancias); sin embargo es de especial atención para psiquiatras, neurólogos y neuropsicólogos los problemas cognitivos que ocurren en estos pacientes secundarios a la quimioterapia, a lo cual enfocaremos esta revisión, aunque existen algunos reportes en la literatura en los cuales no se han encontrado cambios estadísticamente significativos en los pacientes que reciben quimioterapia con cisplatino para el tratamiento de dicha condición.

Se han observado diferentes cambios en función cognitiva posterior a distintos ciclos de quimioterapia para tipos de cáncer diversos. En el caso de cáncer testicular se han evaluado en diferentes estudios los cambios ocurridos en pruebas neuropsicológicas incluso años después de la quimioterapia con cisplatino, comparando los grupos de pacientes que recibieron dicha quimioterapia posterior a orquiectomía vs pacientes que no la recibieron. Existen estudios que también han tomado en cuenta el número de ciclos de quimioterapia, como el elaborado por Skaali y cols. (1) en Oslo, Noruega (año 2011), en una muestra de 122 pacientes. Sin embargo, en esta investigación los autores no encontraron diferencias significativas en las variables de función cognitiva. A pesar de lo anterior, sí hubo cambios significativos en cuanto a fatiga y estrés en los grupos con quimioterapia en análisis posteriores (2). Los autores proponen continuar estudiando esta población para llegar a conclusiones más claras al respecto.

Otros aspectos de importancia a estudiar en estos pacientes son la depresión, ansiedad, función sexual y calidad de vida. Bumbasirevic y cols. (3) realizaron un estudio en Belgrado, Serbia (año 2013), en una muestra de 202 pacientes sobrevivientes de cáncer testicular que habían sido tratados con platino como quimioterapia. A través de diferentes instrumentos de medición (Escala de Calidad de Vida en su forma corta de 36 reactivos, Cuestionario de Calidad de Vida de la Organización Europea para el Estudio y Tratamiento de la Calidad de Vida en Cáncer, Inventario de Depresión de Beck como tamizaje y un cuestionario de 9 reactivos para función sexual) concluyeron que el decline en la función sexual después del tratamiento quimioterapéutico conlleva una disminución estadísticamente significativa de la calidad de vida, misma que también se vio afectada por variables como la fatiga, edad y depresión.

Después de revisar globalmente estos aspectos es de interés especial hacer hincapié en la importancia de buscar atención para la salud mental si se padece de cualquier tipo de cáncer, ya que con esto se va mejorando poco a poco la calidad de vida, pues se exploran todos aquellos conflictos que surgen de la mano del diagnóstico y se le brinda al paciente toda la ayuda necesaria para enfrentarlo.

Read more

Power Jump: Brinca y ayuda a tus huesos.

Hemos publicado ya varias alternativas para hacer ejercicio que funcione para todos los gustos, hoy nos dedicamos a investigar acera de Power Jump el cual es seguro para las articulaciones, al trabajar sobre una superficie elástica, sin rigidez, se absorbe el 80% del impacto durante la clase.

Las clases de Power Jump se desarrollan sobre un minitrampolín, en que se realizan coreografías en que se eleva y desciende la intensidad del ejercicio al ritmo de música electrónica. Es por eso que la coordinación y el equilibrio se convierten en una condición necesaria para practicar esta nueva disciplina.

Ventajas:

  • POWER JUMP vs. celulitis.
  • Durante la clase existen altas contracciones de la musculatura de los miembros inferiores estimulando el drenaje linfático, ayudando a combatir la celulitis.
  • POWER JUMP y diversión.
  • La música motivante y los ejercicios utilizados durante la clase te llevarán a la época cuando eras niño y saltabas sobre una cama elástica.
  • POWER JUMP – entrenamiento integral
  • Trabajo cardiovascular, masajea los órganos internos, mejora la circulación sanguínea y la digestión, desintoxica el hígado, mejora la circulación de los riñones, etc.
  • POWER JUMP y piernas maravillosas.
  • El fuerte entrenamiento y las contracciones musculares trabajarán sobre los miembros inferiores, otorgándole a tus piernas la forma que siempre deseaste.
  • POWER JUMP y la postura.
  • Durante el entrenamiento de POWER JUMP trabajarás los músculos abdominales y lumbares (posturales) ayudándote a mantener una mejor alineación del cuerpo en la vida diaria.
  • POWER JUMP – gasto calórico asegurado.
  • En una clase de POWER JUMP los alumnos podrán gastar aprox. 700 calorías en 60 minutos de 60 minutos de trabajo.
  • POWER JUMP y Osteoporosis: el entrenamiento ayuda a prevenir la osteoporosis ya que mantiene al hueso estimulado a través de las contracciones musculares. En la NASA utilizan los mini-trampolines para mejorar las condiciones físicas de los astronautas cuando vuelven del espacio: Espacio = falta de gravedad = falta de estimulación ósea!! POWER JUMP® es simple y efectivo.

Las características del programa proveen un entrenamiento simple, a través de movimientos de fácil ejecución, transformando el entrenamiento en una actividad sumamente efectiva. POWER JUMP® para todos los participantes.

BodyJump_600X300-e1368726998896

Read more

Tus huesos y la lluvia

En tiempos en donde la humedad reina, muchas personas funcionan como oráculos del clima. Desde migrañas fuertes a dolores en las rodillas, muchas personas sienten el peso del clima en sus huesos. Pero lo que para muchos es un mito tiene respaldo científico. Según señala Wired, en base a varios informes científicos, los huesos y articulaciones, que se debilitan con el paso del tiempo o por un accidente, tienden a ser sensibles a los cambios en la presión atmosférica

Un estudio de 1990 de la Universidad de Pensilvania realizó una investigación con cuatro pacientes que sufrían artritis en un cuarto en donde cambiaban las condiciones climáticas (humedad, temperatura, etc.). Tres de los cuatro pacientes mostraron dolor. Por otra parte, en 2007, comparó los dolores de 200 pacientes con artritis con las condiciones climáticas del lugar en el que vivían. El informe demostró que el dolor en las articulaciones suele estar ligado a cambios en la presión atmosférica.

Se puede sentir la lluvia en los huesos. Cuando la presión barométrica disminuye y aumenta la humedad, los tejidos se hinchan, un fenómeno que pasa generalmente desapercibido… excepto para quienes sufren de artritis, ya que hasta la más mínima inflamación en las articulaciones les resulta muy dolorosa.

Hipócrates definía el clima como el conjunto de circunstancias atmosféricas propias de una región capaces de influir sobre los seres vivos. Basada en estos principios, la climatología médica es la ciencia que estudia la influencia que el clima ejerce en los seres humanos, tanto por sus efectos terapéuticos como por sus posibles perjuicios para la salud.

De todos es sabida la influencia que factores climatológicos variables como la altitud, latitud, continentalidad o costa tienen sobre la salud; al igual que los factores variables, como la presión atmosférica, la temperatura, la humedad, las precipitaciones o los vientos, que tanto repercuten en nuestro bienestar.

lluvia

Read more

El ejercicio como arma para combatir la osteoporosis

En un alto porcentaje, las mujeres postmenopáusicas sufren desmineralización, lo que se correlaciona con pérdidas de masa muscular características del individuo adulto sedentario.
Se ha demostrado que el ejercicio físico produce una menor tendencia al cambio, es decir, contribuye a preservar e incluso incrementar la masa muscular y ósea del individuo.
Otras factores que influyen en una mayor riesgo de desmineralización son el hábito tabáquico, el empleo de ciertos medicamentos y llevar a cabo una dieta desequilibrada: rica en proteínas, fósforo y otros nutrientes, deficitarias en calcio o vitamina D, etc.

¿Por qué hay que hacer ejercicio?

Los huesos, como los músculos, son tejidos vivos que responden al ejercicio y se fortalecen. En general, las mujeres y los hombres jóvenes que hacen ejercicio con regularidad alcanzan una mayor densidad ósea (el nivel más alto de consistencia y fuerza de los huesos) que los que no hacen ejercicio. La mayoría de las personas alcanzan el punto máximo de densidad ósea entre los 20 y los 30 años de edad. A partir de esa edad generalmente la densidad ósea empieza a disminuir. Las mujeres y los hombres mayores de 20 años pueden ayudar a prevenir la pérdida ósea hacienda ejercicio con frecuencia. El ejercicio físico nos permite mantener la fuerza muscular, la coordinación y el equilibrio, lo que a su vez ayuda a prevenir las caídas y las fracturas. Esto es especialmente importante para los adultos de edad avanzada y para las personas que han sido diagnosticadas con osteoporosis.

¿Que tipo de ejercicio es el más adecuado? 

Las actividades de sobrecarga, incluso el caminar, tienen mayor efecto positivo sobre los huesos que aquellos ejercicios en los que el individuo no soporta el propio peso, tales como natación o ciclismo.
Por otro lado, conviene tener en cuenta que el ejercicio de sobrecarga estimula la masa ósea de forma localizada, por lo que se aconseja trabajar todas las partes del cuerpo (se puede observar que el brazo activo de un tenista posee hasta un 20% más de hueso que el inactivo).

Un régimen completo para combatir la osteoporosis

Recuerde que hacer ejercicio es sólo una parte de un régimen para la prevención o el tratamiento de la osteoporosis. Al igual que una alimentación rica en calcio y vitamina D, hacer ejercicio ayuda a fortalecer los huesos a cualquier edad. Pero es posible que la buena alimentación y el ejercicio no sean suficientes para detener la pérdida de la densidad ósea ocasionada por las afecciones médicas, la menopausia o ciertos hábitos como son el uso de tabaco y el consumo excesivo de alcohol. Es importante que hable con el médico sobre la salud de sus huesos. Pregúntele si usted es candidato para una prueba de densitometría ósea. Si la densitometría muestra una densidad ósea baja, pregunte qué medicamentos podrían ayudarle a mantener los huesos sanos y combatir la osteoporosis.

Read more

Cáncer en los huesos

¿Qué es el cáncer de hueso?

El cáncer de hueso es un tumor óseo maligno (canceroso) que destruye el tejido normal del hueso. No todos los tumores de hueso son malignos. De hecho, los tumores de hueso benignos (no cancerosos) son más comunes que los tumores malignos. Tanto los tumores óseos malignos como los benignos pueden crecer y comprimir el tejido óseo sano, pero los tumores benignos no se diseminan, no destruyen el tejido óseo y rara vez ponen la vida en peligro.

Los tumores malignos que empiezan en el tejido óseo se denominan cáncer óseo primario. El cáncer que se metastatiza (disemina) a los huesos desde otras partes del cuerpo, como de los senos, de los pulmones y de la próstata se denomina cáncer metastático y recibe el nombre del órgano o tejido en el cual se originó. El cáncer óseo primario es mucho menos común que el cáncer que se disemina a los huesos.

Signos y síntomas del cáncer de hueso

  • Dolor 

La queja más común de los pacientes con cáncer de hueso es dolor en el hueso afectado. Al principio, el dolor no es constante. Puede llegar a ser peor por la noche o cuando se usa el hueso (por ejemplo, dolor en la pierna al caminar). A medida que crece el cáncer, el dolor será constante. El dolor aumenta con la actividad y puede provocar cojera si la pierna está afectada.

  • Inflamación 

Es posible que la inflamación en el área de dolor no se produzca hasta varias semanas después. A veces, se puede sentir un bulto o una masa, según la ubicación del tumor.

Los cánceres en los huesos del cuello pueden causar una protuberancia o masa en la parte trasera de la garganta que puede ocasionar problemas al tragar o dificultar la respiración.

  • Fracturas

El cáncer de hueso puede debilitar el hueso en el que se desarrolla, pero la mayoría de las veces los huesos no se fracturan (rompen). Las personas que sufren una fractura junto al sitio del cáncer de hueso o a través de este describen, por lo general, un dolor repentino intenso en una extremidad que había sentido dolorida durante unos meses.

Read more

Jugoterapia: Beneficios y contraindicaciones.

La jugoterapia y los jugos recién hechos han sido muy populares durante mucho tiempo, la mayoría de las personas aún creen que son muy sanos, ligeros y que son útiles para el tratamiento de control de peso. La televisión, las redes sociales y demás medios digitales les han dado mucha más importancia recientemente, pero ¿Qué tan buenos son los jugos?

LO QUE NO DEBES OLVIDAR: Por si sola la jugoterapia NO un tratamiento para control de peso,  los jugos se pueden llegar a incluir como parte de una dieta personalizada, sin embargo la aprobación de un especialista en fundamental. La jugoterapia tampoco cambia o modifica el pH de nuestro cuerpo, recordemos que el único pH que se puede modificar es el de la orina.

¿Cuáles son los beneficios?

Uno de los mayores beneficios de la jugoterapia, es que permite que nuestro organismo asimile los nutrientes de verduras y frutas, de forma fácil y rápida. Además entrega muchas propiedades que estimulan nuestras defensas para que podamos mejorarnos de distintos padecimientos. La acción de los jugos es energética, revitalizadora y alimenticia. Son depuradores y desintoxicantes, puesto que permiten que el organismo deseche las sustancias y elementos que le están haciendo mal o que ya no necesita para trabajar.

¿Contraindicado?

En realidad no hay contraindicaciones si la persona sabe aplicar la jugoterapia correctamente. El problema es cuando pensamos que no hay nada malo de consumir más frutas y verduras, y se nos olvida que todo es malo en exceso.

Aunque padezcas de alguna de las condiciones mencionadas abajo, no es necesario eliminar la fruta o verdura en cuestión de tu dieta completamente. La idea es cuidar la cantidad que consumes, ya que es demasiado fácil consumir grandes cantidades en forma de jugo sin darse cuenta. El exceso es lo que hace daño. Siempre consulta con tu médico si tienes una condición especial para saber cuánto constituye un exceso en tu caso.

natural_juices1

« Older Entries