Archivos mensuales: enero 2015

Cuídate del Smog

Comencemos por esta parte, ¿Qué es el smog? El smog principalmente se forma en las grandes ciudades donde hay millones de coches emitiendo emisiones y donde existen grandes zonas industriales. El smog (adaptación fonética del acrónimo smog, que deriva de las palabras inglesas smoke—’humo’— y fog —’niebla’—), es una forma de contaminación originada a partir de la combinación del aire con contaminantes durante un largo período de altas presiones (anticiclón), que provoca el estancamiento del aire y, por lo tanto, la permanencia de los helios en la teoposfera y a veces, en la estratosfera, debido a su mayor densidad. 

En la foto podemos ver que el smog parece ser una nube gris suspendida sobre la ciudad. Es muy perjudicial para la salud sobre todo para las personas con problemas de respiración, niños y personas de la tercera edad que ya no tienen defensas tan fuertes.

_73576245_021495541-1

 

Estos son algunos de los síntomas que puede provocar el smog:

– Irritación en los ojos
– Irritación en la garganta
– Sequedad en las fosas nasales
– Sequedad en la garganta
– Cansancio
– Dolor de pecho
– Dolor de cabeza
– Silbidos al respirar

El smog a largo plazo puede ocasionar serios problemas en el sistema respiratorio y en el corazón, si ya sufres de alguno de estos síntomas, lo mejor es que te mudes a zonas donde el aire es más saludable, procura nos salir en horas pico e intenta alejarte de las zonas industriales.

Sabemos que la palabra “Mudanza” no es nada fácil y más cuando tenemos una vida hecha en la ciudad, es por eso la importancia de cuidar el medio ambiente buscando alternativas de transporte.

Leer Más

Anuncios

Estiramientos para ciclistas

El estiramiento es un método de entrenamiento que consiste en elongar la musculatura y su práctica constante ayuda a lograr una buena movilidad articular.

¿Cuáles son los beneficios?

A nivel músculo-esquelético, el estiramiento aumenta la flexibilidad y la elasticidad de los músculos y de los tendones, con una mejora global de la capacidad de movimiento.
Además, es una forma óptima de prevenir las contracturas musculares, en algunos casos disminuye la sensación de fatiga y puede prevenir traumas musculares y articulares.

Incluso los beneficios en las articulaciones son notables: permite de hecho mejorar la elasticidad de los músculos y estimular la “lubricación” articular, contribuyendo a la atenuación de las enfermedades degenerativas como la artrosis.

Los ejercicios de estiramiento ayudan también a disminuir la presión arterial favoreciendo la circulación, facilitan la relajación reduciendo el estrés físico y mejoran la coordinación de los movimientos.

Los estiramientos para bicicleta son fundamentales de cara a optimizar el rendimiento muscular y para evitar lesiones. En este primer vídeo, vemos los estiramientos previos que nos ayudarán a mejorar en nuestras rutas en bici.

 

cropped-cabecera-blog11.jpg

Transtorno del estrés postraumático

El trastorno de estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés) es una enfermedad real. Puede sufrir de PSTD luego de vivir eventos traumáticos como la guerra, huracanes, violacionesabusos físicos o un accidente grave. 

Si usted ha estado en un accidente, podría haber experimentado muchas sensaciones distintas en el momento del accidente y en los días posteriores. Algunas de estas sensaciones podrían haber incluido las siguientes:

  • Choque.
  • Problemas para creer que realmente sucedió.
  • Ira.
  • Nerviosismo o preocupación.
  • Miedo o intranquilidad.
  • Culpa.

El PTSD comienza en momentos diferentes dependiendo de la persona. Los síntomas de PTSD pueden empezar inmediatamente después del evento traumático y permanecer. Otras personas desarrollan síntomas nuevos y más serios meses o hasta años más tarde.

¿Cuál es la diferencia entre las sensaciones normales después de un accidente y las sensaciones que son demasiado fuertes?

Para la mayoría de las personas que han estado un accidente de tránsito, las sensaciones abrumadoras sobre él desaparecen con el tiempo. Sin embargo, a veces, esas sensaciones no desaparecen o se vuelven más fuertes, lo que hace que cambie su manera de pensar y actuar. Las sensaciones fuertes que acompañan a una persona durante mucho tiempo y que empiezan a interferir con la vida cotidiana son signos de una afección que se llama estrés postraumático. Si usted tiene estrés postraumático, es posible que tenga algunos de los siguientes problemas:

  • Una sensación constante y general de intranquilidad.
  • Problemas para conducir vehículos o para subirse a ellos.
  • No querer realizarse pruebas o procedimientos médicos.
  • Irritabilidad o preocupación o ira excesivas.
  • Pesadillas o problemas para dormir.
  • Una sensación de no estar conectado con otros eventos u otras personas.
  • Recuerdos constantes del accidente que no puede detener o controlar.

¿Qué puedo hacer?

El mejor consejo es hacer nuestro mayor esfuerzo para regresar a nuestras actividades cotidianas, entre más rápido lo hagamos, más rápido nos olvidaremos y el miedo se irá. Hay casos en los que las medicinas pueden ayudarlo a tener menos miedo y a estar menos tenso. Es posible que necesite algunas semanas para que los medicamentos surtan efecto. Conversar con médicos especialmente capacitados o consejeros también ayuda a mucha gente con PTSD. Ese tipo de tratamiento se llama “terapia de conversación” o psicoterapia.

cropped-cabecera-blog11.jpg

Respiración: La mejor aliada para dormir mejor.

Todos sabemos que la respiración es una de las funciones con más repercusión en nuestro organismo. Sin embargo, es algo tan natural y automático, que pocas veces nos paramos a pensar en ella como una solución.  Pero la respiración puede controlarse de manera consciente para tratar las consecuencias del estrés y incluso ayudar a combatir el insomnio, si aprendemos las técnicas de respiración más adecuadas para ello.

Con técnicas básica de relajación a través de la respiración, como la respiración abdominal o diafragmática,  podemos conseguir reducir tensión muscular, eliminar nerviosismo o ansiedad y prepararnos para un sueño reparador.

Técnica para relajarse con la respiración:

1.Preparación: Busca un lugar en el que te sientas a gusto y ponte ropa cómoda. Si te ayuda a relajarte, puedes poner música suave y relajante, como la de nuestra lista de canciones para dormir.

2. Se puede practicar tanto acostado o sentado, pero es fundamental que estemos cómodos y no adoptemos posturas forzadas. Para conseguirlo, si estás tumbado, dobla las rodillas y separa los pies entre 20 y 30 cm.  Así, tu espalda estará descansada. Si por el contrario estás sentado, asegúrate de que tu cabeza descansa en el respaldo del asiento para que tenga un apoyo confortable.

3. Coloca una mano sobre tu abdomen y otra sobre la parte superior del pecho, para percibir mejor los movimientos diafragmáticos durante la respiración.

4. Ahora, comienza inspirando profunda y lentamente, e imagina el recorrido que hace el aire en tu cuerpo. Intenta visualizarlo. Notarás cómo el aire llega al abdomen y se “llena” gracias a que has colocado tu mano allí. Por el contrario, el tórax no debe moverse. Has de contener la respiración durante tres o cuatro segundos.

5.Expira sacando el aire, despacio mientras cuentas de cinco a cero. El abdomen volverá a la posición de descanso.

6. Repite estos pasos durante unos minutos,  y concentrándote en cada movimiento. Poco a poco notarás que cada vez que expeles el aire te sientes más relajado.

7. Precauciones: Es importante, para que la relajación mediante la respiración funcione, que controles la velocidad en la respiración, así como la cantidad de aire que inspiras. Por eso, siempre has de seguir un ritmo lento y pausado. Si inspiras demasiado profundo o demasiado rápido puedes llegar a sentir un ligero mareo (provocado por hiperventilación o demasiado oxígeno en la sangre).  Si esto ocurriera, descansa unos minutos hasta que te encuentres mejor. Luego, puedes continuar el ejercicio adaptando el ritmo.

119959976

Leer Más

¿Gluten free?

¿Qué es el gluten?

Gluten se refiere a las proteínas que se producen de manera natural en el trigo, el centeno, la cebada y las variedades híbridas de estos cereales.

Casi 3 millones de personas padecen la enfermedad celíaca en los Estados Unidos. Ésta se da cuando el sistema de defensa natural del organismo reacciona contra el gluten atacando las paredes del intestino delgado. Sin paredes intestinales sanas, el cuerpo no puede absorber los nutrientes que necesita. Esto puede tener como consecuencia retrasos en el crecimiento y deficiencias nutricionales, y puede ocasionar padecimientos tales como anemia (un número de glóbulos rojos por debajo del normal) y osteoporosis, una enfermedad en la cual los huesos se tornan frágiles y más propensos a quebrarse. Otros problemas de salud graves pueden incluir diabetes, enfermedad tiroidea autoinmune y diversos tipos de cáncer intestinal.

Antes de esta norma, no había una normalización ni definiciones federales a las que la industria alimentaria pudiera recurrir para etiquetar los productos como “sin gluten”. Se calcula que el contenido de gluten en 5 por ciento de los alimentos que antes decían “sin gluten” en la etiqueta era de 20 ppm o más.

gluten-free

¿Cómo define la FDA el término ‘sin gluten’?

Además de limitar la presencia inevitable del gluten a menos de 20 ppm, la FDA ahora permite a los fabricantes etiquetar un alimento como “sin gluten” si no contiene ninguno de los ingredientes siguientes:

  • cualquier tipo de trigo, centeno, cebada o variedades híbridas de estos cereales;
  • cualquiera derivado de estos cereales que no haya sido procesado para eliminar el gluten; y
  • cualquiera derivado de estos cereales que haya sido procesado para eliminar el gluten, si resulta que su contenido en el alimento es de 20 ppm o más.

 

¿Cómo sé si soy intolerante al gluten?

  • Presta atención a tu nivel de energía después de comer alimentos con gluten. Ocasionalmente, los niveles de energía pueden ligeramente disminuir, ya que tu cuerpo está trabajando en digerir la comida.
  • Revisa tu estado mental y emocional después de comer trigo o productos con trigo. Muchos individuos que sufren de la intolerancia al gluten se quejan de sentirse irritables después de haber comido.
  • Identifica si sientes dolores de cabeza después de la comida. El síntoma de dolor de cabeza no son específicos y pueden parecer migrañas, dolor de cabeza por tensión o dolores de cabeza muy frecuentes.
  • Observa los cambios en tus extremidades. A menudo, las personas con intolerancia al gluten experimentan dolor en las articulaciones
  • Identifica los síntomas asociados con una salud digestiva deficiente.Mientras que las personas sensibles al gluten tienden a tener más síntomas no gastrointestinales que las personas celíacas, pueden aún así experimentar malestar gastrointestinal.

No sólo el calcio ayuda a nuestros huesos.

Cada vez que leemos sobre la salud de nuestros huesos, lo primero que se nos viene a la mente es el calcio. Claro que es un mineral el cual nos ayuda a mantener nuestros huesos sanos pero no es el único. Te dejamos este post donde hablamos sobre otras opciones que tenemos para la salud de nuestro esqueleto.

salud de huesos

Fósforo

Aunque la mayoría de las personas no lo sabe, el calcio por sí  solo, no puede construir huesos y tejidos fuertes.

El fósforo también es un mineral importante para la salud de tus huesos y es importante que sepas que un exceso en el consumo de calcio y una baja cantidad de fósforo, puede afectar la absorción del segundo.

El problema es que tanto el calcio y el fósforo se encuentran naturalmente en los productos lácteos, pero la mayoría de los suplementos de calcio y alimentos enriquecidos con calcio y bebidas no contienen fósforo.

Es importante destacar que eso no significa que tengas que consumir extra fósforo, ya que suele consumirse en forma natural en buenas cantidades.

Cromo

Aunque suele ser un mineral practicamente desconocido para la mayoría de las personas, el cromo también es importante para la salud de los huesos.

El cromo disminuye la pérdida de calcio, lo que puede ayudar a prevenir la pérdida ósea.

Sílice

El sílice, es otro mineral desconocido, pero que se puede encontrar en puerros, judías verdes, garbanzos, fresas, pepino, mango, etc.

Aunque aún no ha quedado claro como, hay pruebas de que el sílice tiene  un papel importante en la formación de los huesos y la salud ósea.

Zinc

El zinc, un mineral que podemos encontrar en la espinaca, las  castañas y el chocolate,  también puede contribuir a mantener la salud de tus huesos.

El zinc, tiene un efecto estimulador en  la formación ósea y puede ser muy útil para evitar la osteoporosis.

Potasio

El potasio, un electrolito importante para el funcionamiento de tus músculos, también colabora a la salud de tus huesos.

Así, se detectó que en mujeres postmenopáusicas mayores con una alta ingesta de potasio, tuvieron niveles mas altos de densidad ósea que las consumían bajas cantidades del mineral.

cropped-cabecera-blog11.jpg

Leer mas: http://runfitners.com/2014/11/los-5-minerales-claves-para-conservar-la-salud-de-tus-huesos/#ixzz3PQ5jJkKT 

Leer mas: http://runfitners.com/2014/11/los-5-minerales-claves-para-conservar-la-salud-de-tus-huesos/#ixzz3PQ5USgYU 
Follow us: @runfitners on Twitter | runfitners on Facebook

¿Qué comer después de la actividad física?

Una alimentación adecuada después de realizar ejercicio físico es fundamental para reponer energía, evitar descompensaciones y optimizar el rendimiento deportivo.

Los carbohidratos son la fuente principal de energía para nuestro cuerpo y, por lo tanto, una herramienta clave en el rendimiento físico

Cuando hacemos ejercicio, el organismo mantiene un equilibrio muy inestable entre la energía que gasta y los nutrientes que recibe, por ello, si no hay una dieta equilibrada para reponer las fuerzas perdidas, puede producirse una descompensación. Por esto es imprescindible una alimentación correcta tanto en cantidad como en calidad, antes y después de hacer ejercicio.

El cuerpo transforma los carbohidratos de nuestra alimentación en glucosa, utilizando una parte para funciones básicas del cuerpo, y almacenando otra parte en forma de glucógeno en hígado y músculos.

¿Qué alimentos elegir?

Cuando realizamos ejercicio, nuestro organismo, para producir la energía que requiere el esfuerzo, quema hidratos de carbono y grasas. También suda para poder regular la temperatura corporal. La sudoración  y la quema de hidratos de carbono y grasa, provocan que el organismo pierda nutrientes.

Un desequilibrio nutricional puede causar:

  • Dolor muscular
  • Fatiga
  • Más hambre.

La absorción de la glucosa en los músculos es más rápida al concluir la actividad física, de modo que consumir alimentos ricos en carbohidratos de 15 a 30 minutos después de haber realizado el ejercicio ayudará a restaurar eficazmente los niveles de glucógeno en músculo.

  • En el ejercicio anaeróbico o de fuerza (ejercicios de corta duración y alta intensidad) se destruyen sustancias plásticas del organismo que se deben reconstruir. Por eso los aminoácidos son imprescindibles, también lo es el consumo de proteínas, para reparar el tejido muscular. Los alimentos mas recomendados son: carne de vaca, de cerdo, pescado, huevos, soja, queso o leche.

anaeróbico

 

  • En el ejercicio aeróbico (ejercicios de larga duración y baja intensidad) se consume glucógeno muscular por lo tanto los alimentos mas aconsejados son aquellos que tengan hidratos de carbono complejos, como: arroz, cereales, cereales integrales, patatas, hortalizas, legumbres y algunas frutas.

aeróbico

 

Leer Más

« Entradas Anteriores