Archivos mensuales: febrero 2008

Seguridad Vial, una Necesidad Actual.

                                                                                                                                                            Mariana Sánchez Zolliker

Los accidentes viales desde hace ya unos años han comenzado a ser una verdadera epidemia de salud pública. Cada año mueren en nuestro país aproximadamente 17 mil personas en accidentes  de vehículo de motor y el 90%  de estos se pueden evitar. Los accidentes de tráfico de vehículos de motor (ATVM) son la séptima causa de muerte en el país y es la primera en la población de los 15 a los 30 años. (CENAPRA)
Se pueden prevenir mediante el seguimiento de sencillas medidas y normas. El grupo más vulnerable son los peatones, por lo que es necesario protegerlos y tomarlos en cuenta cuando se está conduciendo. Llevar el cinturón de seguridad disminuye aproximadamente el 60% del riesgo de morir en una colisión. Debemos de respetar el límite de velocidad y conducir SIN la influencia de alcohol o drogas, el 50% de las muertes por ATVM se relacionan con el consumo del alcohol.

Algunos consejos para mejorar SU seguridad vial:

  1. Circule debajo del límite de velocidad.
  2. Haga uso del cinturón de seguridad y del casco en caso de manejar una motocicleta.
  3. No ingiera bebidas alcohólicas si va conducir, elija a un conductor designado. Tome medidas similares si se encuentra tomando medicamentos.
  4. Modere la velocidad al estar cerca de los ciclistas, recuerde que ellos tienen preferencia.
  5. Mantenga su vehículo en buenas condiciones.
  6. Si maneja una motocicleta o bicicleta en la noche, use chalecos y dispositivos reflectantes, hágase ser visto.
  7. Encienda las luces del auto al manejar, esto le prevendrá accidentes.
  8. No hable por teléfono celular al mismo tiempo que maneja y no se distraiga con la radio o con pantallas de imágenes.
  9. Mantenga a los niños en la parte trasera del vehículo, use los dispositivos adecuados según su edad para mantenerlos sujetos al asiento.
  10. El peatón también es responsable, atraviese por los puentes peatonales, líneas amarillas y esquinas.
  11. Vigile a los niños cuando estén en la calle.
  12. Use el transporte colectivo.
  13. Respete las señales de tránsito.

senal.jpg

Más información y Fuentes: Secretaría de Salud, Blog El Universal, CENAPRA

Nueva Vacua para México.

Será aplicada en nuestro país una nueva vacuna la cual previene el neumococo, la meningitis y la neumonía. México invertirá 66 millones de dólares en su compra.

El Seguro Médico se encargará de proporcionar esta vacuna de manera gratuita a los niños. La vacuna ha mostrado en Europa y Estados Unidos que puede reducir las muertes de niños y ancianos.

En ningún otro país de América Latina, Europa del Este, Asia o África se ha aplicado la vacuna contra el neumococo a todos los niños menores de un año.

Fuente: La Crónica de Hoy    Tiempos del Mundo

 

Posición Correcta del Cuerpo a la hora de Conducir.

 Por Mariana Sánchez Zolliker

Todos los que trabajamos o vivimos en una ciudad como lo es el Distrito Federal, pasamos gran parte de nuestro tiempo dentro de nuestro automóvil por lo que es de suma importancia conducir mantenido una posición correcta, la cual nos ayudará mantener el control del vehículo y  prevenir ciertos dolores de espalda ocasionados por las largas horas que pasamos detrás del manubrio.

A la hora de manejar debemos de recordar mantener la espalda lo más pegada posible al asiento. No es recomendable tener los brazos y las piernas muy estirados. Mantener está postura al igual que es buena para la espalda, nos ayudará a tener más control sobre el vehículo y estar concientes de los movimientos traseros del auto.

Como ya habíamos mencionado, las piernas no deben de estar totalmente estiradas, éstas tienen que estar algo flexionadas, aún pisando el freno o en su caso el clutch, las rodillas no han de estar pegadas a la parte inferior del manubrio.

La distancia correcta para las extremidades superiores, se encuentra estirando los brazos teniendo pegada la espalda y los hombros al asiento, su muñeca debe de encontrarse con la parte superior del volante. Conducir de esta forma le dará una mayor maniobrabilidad del auto. Para tomar el volante en una buena posición, imaginamos como si éste fuese un reloj, las manos deben de estar en los puntos de las 9 y las 3, de esta manera se tiene un mejor control en las rectas y curvas.

  

manejando.jpg

Para poder medir la altura en la cual tenemos más visibilidad, es recomendable que su cabeza se encuentre a un puño del techo de su automóvil.

Estas sugerencias son dadas con el fin de tener una buena posición a la hora de conducir. Le dará control, seguridad y será más cómodo para su espalda y cuerpo. Manejar inclinados hacía tras, con las piernas estiradas no es un estilo deportivo, es inseguro y arriesgado.

Cinética Del Impacto Automovilístico. IMPACTOS POSTERIORES Y LATERALES

DR. ALEJANDRO LÓPEZ RIVAS.

Impacto posterior

Las colisiones con impacto posterior ocurren cuando un objeto estacionado o con movimiento lento es golpeado desde atrás. En estos casos la energía es transferida como un movimiento de aceleración. Cuanto mayor es la diferencia de velocidad de desplazamiento de los dos vehículos, mayor es la fuerza del impacto inicial.

 En las colisiones frontales, la magnitud del daño corresponde a la resultante de la suma de la velocidad de los dos vehículos que chocan, en tanto que en las colisiones posteriores, el danzo es producido por la resultante de la diferencia entre las velocidades de los dos vehículos.

choque.jpg

Si la cabecera del asiento no se encuentra posicionada para prevenir la hiperextensión del cuello, a menudo se produce el desgarro de los ligamentos y de las estructuras anteriores de sostén del cuello.

Si la cabecera del asiento está bien posicionada, la cabeza se desplaza conjuntamente con el asiento y probablemente el ocupante no sufrirá lesiones. Sin embargo, si el vehículo choca contra otro objeto, o si se presiona el freno bruscamente, los ocupantes son entonces arrojados hacia adelante sufriendo las lesiones características de un choque frontal. El accidente en estos casos comprende dos impactos: posterior y frontal. Este doble impacto aumenta las posibilidades de lesión.

Impactos laterales o de lado

Existen dos escenarios distintos, dependiendo si el vehículo permanece en el mismo lugar pero es dañado y deformado por la fuerza del impacto, o si el vehículo se desplaza en sentido contrario al punto del impacto.

choque-lateral.jpg

Cuando un vehículo golpeado permanece en el mismo lugar, la energía del impacto se transforma en daño al vehículo más que provocar desplazamiento del mismo. Esto condiciona una mayor probabilidad de daño al vehículo, al punto tal que el armazón se deforma e invade el compartimiento de los pasajeros, lo que a su vez puede producir un trauma a los ocupantes con aplastamiento de tronco, pelvis y extremidades. En este tipo de circunstancias, el uso de cinturones de seguridad, los cuales fijan firmemente las caderas y la pelvis pueden condicionar el sufrimiento de un daño mayor. Sin en el cinturón, el cuerpo del paciente estaría en posibilidad de desplazarse conjuntamente y fuera del trayecto de las partes de la carrocería capaces de lesionarlo.

Pueden ocurrir lesiones de cabeza o cuero cabelludo cuando la puerta, ventanilla o poste de la puerta golpean la parte lateral del cráneo. Estas lesiones pueden variar desde simple laceraciones faciales hasta contusiones cerebrales y hemorragias.

La cabeza esta sostenida por la columna, por lo que el centro de gravedad está hacia adelante y arriba respecto del punto de soporte. Cuando el tronco es empujado lateralmente por el impacto, la tendencia de la cabeza a permanecer en posición original hasta que es traccionada por el cuello, producirá tanto una flexión lateral como una rotación de la columna cervical. La combinación de tales fuerzas produce lesiones cervicales más frecuentes y severas que cualquiera de las dos por si mismas. Se producirán desgarros o esguinces de los ligamentos y estructuras de soporte del cuello. Las fracturas de columna son mas frecuentes con las colisiones laterales que con las posteriores. Las lesiones de médula espinal en este tipo de impacto pueden resultar en déficit neurológico.

La cabeza también es susceptible de sufrir lesión al golpear contra la cabeza u hombro de otro pasajero.

Cuando el tórax recibe el impacto, se producen lesiones por compresión lateral, fracturándose las costillas en el lado del impacto. Esto puede producir un tórax inestable lateral, contusión pulmonar y/o ruptura hepática o esplénica.

Si el brazo de la víctima queda atrapado entre el tórax y la puerta, absorbería el impacto y transferirá la fuerza tanto a la clavícula como a la pared torácica. La clavícula usualmente se fractura a lo largo de la curvatura del tercio medio.

La pelvis y el fémur también son generalmente golpeados por la puerta. Esto empuja la cabeza del fémur medialmente hacia el acetábulo en la pelvis. El ala del ilíaco puede ser comprimida, fracturándose la pelvis anterior y posteriormente.

 La presencia de cualquier lesión sobre el lado del paciente contrario al sitio impactado por el otro vehículo, debe alertar a revisar al ocupante adyacente buscando lesiones asociadas resultante de la colisión entre ambos individuos.

(Continuación de Artículo)

Verificación Seis Ceros. Lista de Autos para la Nueva Normatividad del GDF.

El Gobierno del Distrito Federal liberó la nueva normatividad, en donde a partir de este año, los autos no contaminantes de  modelo 2007 o posteriores podrán verificar tres años seguidos con calcomanía doble cero. 

Acura:
TL Automático

Audi:
TT Manual
A4 Manual

Chevrolet:
HHR Manual/Automático
Colorado Manual
Zafira Automático

Chrysler:
Cirrus Automático
PT Cruiser Manual

Honda:
Civic Híbrido CVT
Civic Manual/Automático
Accord Automático
CR-V Automático

Jeep:
Patriot Manual
Compass Manual
 
Mazda:
Mazda 3 Manual/Automático
MX-5 Manual
Mazda 5 Automático
Mazda 6 Automático

Mercedes Benz:
B 200

Mitsubishi:
Lancer Automático

Nissan:
Sentra Manual
X-Trail Automático
Altima CVT

Pontiac:
G5 Manual/Automático
G6 Automático
Solstice Manual
 
Porsche:
Boxster Tiptronic

Seat:
Leon Manual/DSG

Smart:
ForFour Manual

Subaru:
Legacu Manual/Automático
Forester Automático
 
Toyota:
Yaris Manual/Automático
RAV4 Automático
Camry Automático
Avanza Automático

Volkswagen:
Beetle Manual/Automático
Passat Tiptronic

Volvo:
S40 Automático
V50 Automátic

Para leer más sobre esto: AQUÍ

Fuente: http://www.cnnexpansion.com

Cinética Del Impacto Automovilístico. IMPACTOS FRONTALES

Dr. Alejandro López Rivas. 

Impactos frontales

Son el resultado de una detención brusca cuando el movimiento se esta efectuando hacia adelante, por lo que el cuerpo sin sujeción continúa el movimiento y este será en una de las siguientes trayectorias: hacia abajo y por debajo o hacia arriba y por encima.

Hacia abajo y por debajo: El pasajero continua el movimiento hacia abajo sobre el asiento y hacia adelante contra el tablero y el volante. Las rodillas, el punto más frontal de este proyectil humano, chocan contra el tablero. Los muslos absorben la mayoría del impacto, por lo tanto se puede presentar luxación-fractura posterior de cadera, fractura de fémur y/o luxación de rodillas. Dado que la energía que causo la lesión de rodillas tuvo que transferirse a otra parte, debe considerarse una lesión en los tres segmentos con el patrón clásico de lesión rodilla-fémur-cadera.

Si la parte corporal que impacta es el extremo distal del fémur, el intercambio de energía ocurrirá a lo largo de la diáfisis del fémur o en la articulación acetabular en la interfase fémur – pelvis.

Si la tibia proximal es el punto de impacto, su movimiento hacia adelante se detendrá pero el fémur continuara desplazándose hacia adelante, cabalgándose sobre la tibia y produciendo una luxación de rodilla. Esta, habitualmente, se reducirá espontáneamente, ya sea después del impacto o bien durante la maniobra de extracción.- A menos que se observen y reconozcan las marcas de impacto en el tablero provocada por el choque de las rodillas contra éste, esta lesión puede pasar desapercibida.

En las luxaciones de rodilla existe una alta incidencia de lesiones de la arteria poplítea, con estiramiento y desgarro de la misma. De no identificar este tipo de lesiones puede llegar a ser necesaria la amputación del miembro.

Una vez que las rodillas impactaron, la mitad superior del cuerpo rota hacia adelante sobre el parabrisas. El patrón de lesiones en esta última fase del mecanismo “hacia abajo y por debajo” es el mismo que en el mecanismo “hacia arriba y por arriba”.

Hacia arriba y por arriba: El movimiento del cuerpo hacia adelante lo lleva a desplazarse hacia arriba y por arriba del volante, impactándose el tórax y el abdomen contra el mismo.

Cabeza: La cabeza es también un punto de impacto. Cuando la cabeza detiene su movimiento hacia adelante, el torso del paciente continúa su movimiento hacia el frente y la energía transmitida debe absorberse en algún punto. Una de las partes más fácilmente afectadas o lesionadas es la columna cervical.

Lesiones potenciales de la cabeza incluyen laceraciones del cuero cabelludo, fracturas de cráneo, contusiones cerebrales y hemorragia intracraneal. La bóveda craneana es altamente resistente y habitualmente absorbe bien el impacto, sin embargo la columna cervical es mucho más flexible y no puede tolerar la presión del impacto sin sufrir una angulación significativa o sin compresión. La hiperflexión o hiperextensión del cuello produce angulación severa, que frecuentemente resulta en fractura o luxación vertebral. La compresión directa aplasta los cuerpos vertebrales. Cualquier angulación o compresión en línea puede resultar en una espina inestable, con repercusión sobre la médula espinal.

La flexión o hiperextensión puede también causar daño significativo en los tejidos blandos del cuello. Además de la estabilidad de la columna se debe reconocer el edema vascular y tisular del cuello, causando un proceso de tal magnitud que puede llegar a comprometer la vía aérea.

 El cerebro se encuentra bastante seguro dentro del cráneo, aunque conserva cierta capacidad de movimiento. Cuando se produce el impacto del cráneo, el cerebro continúa su movimiento hasta que la parte mas anterior del mismo choca y se comprime contra la parte interna del cráneo correspondiente al punto de impacto externo sobre el mismo. Este órgano comprimido esta sujeto a contusión, equimosis y edema. El lado opuesto del cerebro también se ha desplazado hacia adelante y, por lo tanto, puede sufrir desgarros a nivel de sus fijaciones tisulares y vasculares.Cuando se suscita este tipo de lesión, un minimo impacto puede causar ambas lesiones: compresión y desgarro en el mismo órgano.

Tórax: Mientras el cuerpo continúa rotando hacia adelante y hacia arriba, el tórax se impacta contra el volante o contra el tablero. Como consecuencia, la victima tendrá lesiones por compresión de la parte anterior del tronco que pueden consistir en fracturas costales, tórax fláccido anterior, contusión pulmonar y/o miocárdica; si la compresión es en la parte inferior del tórax se puede producir lesiones de órganos intraabdominales (hígado y bazo).

Una vez que la pared anterior se detiene, los órganos pueden continuar su movimiento hacia adelante en forma similar a como sucedió con el conductor cuando el vehículo se detuvo. Como consecuencia de ello puede producirse lesiones por desgarro de aorta o laceraciones de hígado.

El corazón y la aorta están relativamente fijos dentro del tórax, sin embargo cuando se produce el impacto del tórax contra el tablero o volante, el corazón y el segmento inicial de la aorta continúan su movimiento hacia adelante, pudiéndose producir desgarros de aorta en el punto donde ella se encuentra fuertemente adherida a la pared torácica posterior. Un desgarro aórtico puede producir la sección completa de la misma, o más comúnmente, puede producir lesiones parciales del vaso con la aparición de aneurismas o seudo aneurismas de aorta. Alrededor de un 2% de pacientes con desgarros de aorta sobreviven 3 semanas en caso de no ser tratados.

Los impactos frontales o laterales comúnmente provocan un fenómeno que se traduce en neumotórax, que se denomina “efecto de la bolsa de papel“. La víctima, ante la inminencia de la colisión por producirse, instintivamente efectúa una inspiración profunda y conserva el aire en sus pulmones. Al hacerlo cierra la glotis, impidiendo la salida del aire de los pulmones. Cuando el impacto ocurre, los pulmones estallan igual que una bolsa de papel llena de aire al ser comprimida.

Abdomen: Si es este el que impacta contra el volante, pueden ocurrir lesiones por compresión de los órganos huecos (con el estallido y vuelco del contenido de los mismos en la cavidad peritoneal), o lesión de vísceras macizas (hígado, riñón, bazo, páncreas), e incluso lesión de vértebras.

Cuando se provoca presión sobre el abdomen en sentido ántero-posterior, la presión intraabdominal se incrementa. Si el objeto responsable de la presión es suficientemente grande (volante), como para mantener la presión constante sobre la pared abdominal anterior, la única manera para disipar el incremento de presión es desplazando esta hacia arriba sobre el diafragma. Si la presión ejercida es grande puede provocar ruptura del diafragma y la producción de una hernia diafragmática, con la consiguiente repercusión respiratoria en caso de alcanzar cierto volumen.

Los riñones y el hígado son susceptibles de lesiones por desgarro como consecuencia del mecanismo de desaceleración brusca que se produce cuando el abdomen se impacta contra el volante y se detiene en forma abrupta. En el caso de los riñones, se pueden producir desgarros de los vasos renales, en la cercanía de su unión a la vena cava inferior y a la aorta. Estos grandes vasos están fuertemente adheridos a la pared abdominal posterior y a la columna vertebral, de tal manera que el movimiento contínuo hacia adelante de los riñones, pueden elongar los vasos renales hasta el grado de desgarrarlos en su punto de unión con la aorta y/o v. cava inferior.

Mientras el cuerpo continúa rotando hacia adelante y hacia arriba, el tórax impacta contra el volante o el tablero. Como consecuencia la victima tendrá lesiones en la parte anterior del tórax, las que pueden consistir en fracturas costales, tórax inestable anterior, contusión pulmonar o miocárdica o bien, si la compresión es en la porción inferior del tórax, lesión de las vísceras macizas abdominales altas (hígado y bazo).

Una vez que la pared anterior se detiene, los órganos pueden continuar sus movimientos hacia adelante de manera similar a lo sucedido con el conductor al detenerse el vehículo. Como consecuencia de ello pueden ocurrir lesiones por desgarro de aorta o laceraciones de hígado.

(Continuación de Artículo)

Aseguradora AXA compra a Seguros ING

La aseguradora francesa AXA es la nueva dueña de la división de seguros de la holandesa ING en México, tras adquirirla por un total de 1,500 millones de dólares.

“Con el fin de volver rápidamente al crecimiento y de mejorar la rentabilidad, AXA se apoyará en la experiencia de los equipos dirigentes, así como en la plataforma global y las competencias del Grupo, en particular en sistemas de información y reaseguros”, afirmó la aseguradora francesa en un comunicado.

La adquisición de Seguros ING representa la entrada de la francesa a territorio mexicano.

ING detalló por separado que la venta incluyó a sus divisiones de seguros de vida, seguros generales y de automóviles, así como las líneas de salud, su Institución de Seguros Especializados en Salud (ISES), y el negocio de Fianzas.

Para leer más sobre este tema, da click AQUÍ

« Entradas Anteriores